La banda Kiss

Kiss está actuando desde 1973 y todavía está capacitada para llenar arenas con una muchedumbre de seguidores que todavía los recuerdan y admiran. Pero los críticos no se dejaron engañar y considero que la banda no entrego con la misma fuerza, virtuosismo y calidad de antaño. Y laROCKA se pregunta, ¿qué fuerza, que calidad, que virtuosismo? Que laROCKA pueda recordar el grupo Kiss, Jamás mostro Fuerza, virtuosismo y mucho menos calidad. El éxito de la banda se centró única y exclusivamente en su apariencia física en el escenario. Las máscaras, los disfraces y los torsos desnudos, causaron furor en la masa de admiradoras, admiradores y otras variaciones de tendencias sexuales, pero no por su música, mal llamada rock pesado. La banda Kiss siempre fue un espectáculo, para ver, en el caso que te guste ver ese tipo de cosas, pero de ninguna manera es una banda para escuchar, ni en la más fuerte de las voladas o borracheras. Digámoslo con franqueza y sin tapujos la Banda Kiss, a criterio de laROCKA, nunca fue buena, ni en sus mejores años, porque iba a ser buena ahora, cuando han pasado los años y se hace más difícil cantar y pulsar la guitarra. Una banda que pasa más horas en el camarín maquillándose, que en la sala de ensayo, se podrá ver muy bien en el escenario, pero nunca podrá hacer buena música